Fisioterapia cráneo-mandibular (bruxismo)

La articulación temporomandibular (ATM) o articulación de la mandíbula es la responsable de los movimientos propios de la masticación (apertura y cierre de la boca). Un problema o una disfunción de esta articulación tiene repercusión sobre todo el conjunto músculo-articular y cápsulo-ligamentoso de la ATM. Además, está íntimamente relacionada con la articulación craneomandibular

El bruxismo (comúnmente conocido como “apretar los dientes”) y los trastornos temporomandibulares son habituales en la sociedad actual. Dolores en la zona mandibular o bucal, cefaleas y migrañas, molestias en los movimientos bucodentales (apertura, cierre, movimientos laterales, etc.), problemas cervicales y/o dolor de cuello, crepitaciones mandibulares, tensión mandibular, molestias faciales, acúfenos, vértigos o pérdidas de equilibrio… son algunos de los síntomas más comunes asociados con la ATM. Precisamente, una de las problemáticas más incapacitantes son las cefaleas tensionales que a menudo se pueden confundir con migraña si no están diagnosticadas correctamente.

La fisioterapia cráneo-mandibular ayuda a mejorar todas estas problemáticas asociadas a la articulación temporomandibular (pero también relacionadas con las cervicales y el cráneo), mediante un tratamiento multidisciplinar e integrativo que permite restablecer la funcionalidad de la articulación y las estructuras adyacentes para que el paciente deje atrás las dolencias y recupere su calidad de vida y su bienestar.