Punción seca

        A través de agujas finas se consigue tratar el dolor miofascial causado por determinados puntos gatillos. Es útil en tendinopatías, lesiones de hombro, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, contracturas, etc.